Cantera, un poco de su historia en México

Muchas personas aprecian los edificios que se encuentran construidos a partir de cantera, ya que caracteriza la arquitectura de varias ciudades del país. Algunos se encuentran construidos en los siglos pasados y otros son de reciente fabricación. Cada una de los misterios que guardan, nos remite a épocas pasadas; sin embargo, aún se desconoce cómo es que realmente se han llegado a preservar.

Podemos reconocer que las primeras iglesias y conventos que se construyeron en el siglo XVI por parte de los españoles, ya que fueron hechas con techos de paja y adobe, no obstante, dado que los materiales con los que se construyeron eran perecederos, pronto fueron sustituidos. Muchos de los inmuebles de la Nueva España que fueron construidos en el siglo XVI y XVII fueron realizados en piedra.

Con las canteras se comenzaron a levantar ciudades como lo son: Zacatecas, Morelia, Durango, Guanajuato, Guadalajara y San Luis Potosí. Cabe destacar que la restauración de algunos edificios públicos que se encuentran construidos con este material, así como la importancia de poder mantener un centro histórico y la necesidad de poder preservar el estilo arquitectónico, han generado que desde hace algunas décadas se comience a reutilizar.

San Luis Potosí es una de las ciudades que se encuentran construidas esencialmente con este material, pues es uno de los que se extraen en este estado y su vecino Jalisco. Cabe destacar que la fabricación de nuevos edificios con este material en la capital de la entidad ha logrado que crezca esta actividad, principalmente en los ranchos de Pozuelos, Escalerillas y la Maroma, los cuales son pertenecientes al ejido de la Escalerillas.

Es importante comentar que la mayoría de los talleres donde se trabaja este material son de carácter familiar, muchos de sus miembros han desempeñado esta principal actividad por generaciones. Hoy en día, se han elaborado piezas de ornato, como lo son lápidas, fuentes, imágenes religiosas o macetas;  también se hacen fachadas, cornisas, columnas y pisos.

Existen diferentes talleres, los cuales son pequeños y dedicados solamente a la ornamentación; otros de estos establecimientos han logrado incursionar en obras arquitectónicas y también están aquellos que se encargan exclusivamente a la venta de este material. Cabe destacar que los artesanos han recibido muchos pedidos que los han llevado a destacar en otros estados como Guanajuato, Nuevo León y Coahuila.

Las principales obras que se han realizado con este material en la ciudad de San Luis son aquellas que van desde la imagen de la Sagrada Familia en donde la fachada de la iglesia sobresale este material, además que su participación ha sobresalido en la “casa de telégrafos”, el suministro de adoquín para algunas calles y de las nuevas edificaciones, así como en la restauración del centro histórico de la ciudad.

El trabajo de la cantera es uno que requiere de la participación de diferentes individuos a lo largo del proceso, pues se encuentran aquellos que se dedican a la extracción de la piedra, los que labran este material y lo esculpen, así como aquellos que lo colocan. Cada uno de ellos especializándose en estas áreas, a los primeros que se mencionaron se les llama cortadores, su trabajo consiste en barrer el yacimiento y sacar cada una de las piezas, dándole una forma cuadrada o rectangular.

Después de esto, es trasladado el material a los talleres, en donde se les esculpe de acuerdo a las formas en las que se desea elaborar. De esta manera, es posible obtener bellas imágenes como lo es la Virgen de Guadalupe o San Francisco de Asís, además de adornos que son para las fachadas. Otra de las posibilidades son las columnas que son trabajadas en varias partes, las cuales posteriormente se anexarán a la obra que se esté haciendo.

Los colocadores, como es que lo indica el nombre, ponen las piezas en la obra que se esté desarrollando y sea un fino trabajo de albañilería. Es necesario que estas personas estén presentes pues puede suceder que una pieza quede más grande y sea necesario recortar el material, para lo cual se debe conocer perfectamente. Para poder esculpir las imágenes es preciso utilizar un cincel y un martillo, aunque puede llegar a ocuparse maquinaria más grande para algunos cortes, tornear y pulir el material, para aquellas obras que son de gran envergadura.

También es importante saber que el material determinará la forma en que habrá de trabajarse. Un ejemplo de esto es aquel que tiene mucha dureza y que no tiene poros, ni guijarros, es muy recomendable para ser labrado en imágenes. Ya que si se llega ocupar uno que sea poroso puede llegar a suceder que se tengan agujeros en algunas zonas en las que se esté trabajando.

Otro de los materiales son las canteras rosas, ya que estas no se utilizan para pisos de áreas peatonales, debido a que logran desgastarse de manera acelerada; funciona mucho mejor para ser labrada y en fachadas. Existe un material que es durazno, que es macizo, así como el anaranjado que es muy blando y aquel que es mantequilla que no es apto para ser labrado. Cabe destacar que las canteras rosas son las más conocidas, ya que muchos monumentos de San Luis Potosí se han hecho con este material.

Si usted requiere de implementar la cantera en cualquiera de sus proyectos, Mármoles y Canteras Maga es una de las principales distribuidoras de rocas y minerales para la construcción, así como en la decoración en el país. Puede ponerse en contacto con nosotros, lo esperamos para poderle ayudar y resolver cualquier duda o inquietud. Estamos para servirle en todo momento.

Publicaciones recientes

Deja un comentario