CÓMO MANTENER TU COCINA LIMPIA

 En Blog

Una de las habitaciones de tu hogar, ya sea casa o departamento, que más sucias permanecen o más fácilmente se ensucian, es sin duda alguna la cocina. En esta ocasión traemos para ti algunos consejos para que puedas mantener limpia tu cocina. Algunos tips como obtener placas para cubiertas, o establecer horarios de limpieza, seguramente harán la diferencia.

Iniciemos por el principio, por supuesto. Quizás en el diseño de tu cocina no hayas concebido el trabajo increíble que requiere mantener una cocina libre de olores, derramamientos de líquidos y restos de comida. Esta es una parte de la casa que tiende a acumular mucho la basura y la pestilencia de ella. Al contrario, se debe procurar que el olor sea agradable, si no a un delicioso guiso, al menos a fresco y floral (o a cítricos). El objetivo es que por su efecto en nuestras narices, uno desee visitar esta habitación y alimentarse.

Sin embargo esto no es posible siempre. Ya sea porque trabajes todo el día y no tengas tiempo de hacer limpieza, o porque tengas hijos y constantemente se encuentren buscando comida en la cocina, o porque tengas una dieta extricta de cinco platillos al día, lo cual no te permite alejarte de este cuarto, o bien, por la razón que sea, a veces es imposible cumplir con superficies libres de deshechos.

Para que no te suceda y al menos la mayor parte del tiempo puedas mantener tu cocina limpia, sigue los siguientes consejos:

Utiliza las respectivas placas para cubiertas. Aunque no lo creas, las placas para cubiertas pueden evitarte horas de limpieza o incluso accidentes graves. Su superficie está hecha de mármol o granito, que son materiales muy compactos que permiten que los líquidos sean fáciles de remover de la superficie. No queda rastro de mancha, olor o pegostre.

Limpia mientras cocinas. Otra manera de evitar gastar más tiempo de lo que tienes en tu disponibilidad, es realizar la actividad de limpieza mientras estás cocinando, o bien, justo después de terminar de cocinar. Así no se acumulará el trabajo que tanto cansa. Además, hay una parte inconsciente de nosotros que continúa ensuciando si no se limpia en seguida porque “al finalizar, todo se va a limpiar”, y en realidad ensuciamos de más. Que tu mente no te engañe y mejor aplica esta técnica como te recomendamos. ¿Qué es más sencillo: guardar un par de condimentos en su debido cajón, una vez que los has usado, o guardar los condimentos, los limones sobrantes, las salsa en el refrigerador y tirar todos los deshechos a la basura, fregar el piso porque has derramado los condimentos y además pasar el trapo por la cubierta? Sí, eso pensamos también.

Establece un horario de limpieza. Si es imposible para ti limpiar al momento, entonces definitivamente deberás establecer un horario inquebrantable de limpieza para el futuro. Con esto nos referimos a que deberás elegir un par de horas para realizar tus labores de lavado, fregado y barrido, quizás no sólo en tu cocina, sino también en el resto de tu casa. No cambies este horario para que se convierta en hábito y así mantengas tu casa o departamento, siempre impecable. Puedes elegir dos o tres días a la semana al menos recoger las cosas y acomodar. No es necesario que trapees, por ejemplo, todo el tiempo, quizás una vez a la semana que hagas la limpieza completa, y te asegures de no ensuciar demasiado, ya sea suficiente.

Saca la basura constantemente. ¡O lo que significa, que no dejes que los malos olores y las moscas se concentren! No ocupes un bote de basura demasiado grande porque sólo estarás aplazando más el momento en que debas sacar la bolsa (puesto que mientras más grande sea, más deshechos acumulará y más tiempo la conservarás). Mejor, utiliza un bote de mediano alcance. Y una vez que la bolsa se llene ¡ya no sigas aplastando para que entre más basura! Incluso si la bolsa no se ha llenado pero es día de vaciar, vacía el bote. Es mucho mejor tener alejados los agentes infecciosos que esperar hasta que el camión de la basura vuelva a pasar. Recuerda que no sólo quieres mantener limpia tu cocina, sino saludables a todos los miembros de tu familia, y a ti mismo.

Enseña estos consejos a los miembros de tu familia. Recordemos que mantener un hogar bello, es responsabilidad de todos los que habitan la casa o el departamento. Así como se cuida del resto de las habitaciones, de los pasillos, de los sanitarios y jardín, así también se debe cuidar la cocina. Por lo regular ésta se deja en manos de la persona encargada de cocinar, bien sea el padre, la madre, la abuelita o la tía, incluso se incita a dejar este espacio exclusivo para el chef. Sin embargo, como es un sitio que todos utilizan (no importa si sólo se coge un vaso con agua, o si se hornea un pastel), en realidad es también tarea de todos mantener limpias sus superficies. Para que suceda con éxito, enseña estos consejos a tus hijos, esposo o demás miembros de tu familia. Verás que es mucho más sencillo si todos cooperan.

Esperamos hayas disfrutado de este artículo. Para más informes sobre las placas para cubiertas, comunícate ahora con nosotros. Pide una cotización sin ningún tipo de compromiso. ¡Estaremos muy entusiasmados de poder colaborar en tu proyecto!

Publicaciones recientes