Baños de Mármol

Debido a su versatilidad, el mármol es un material que está presente en muchos hogares. Comúnmente se utiliza en muchos espacios, como baños de mármol, en los que suele ser el material más destacado.

Podemos encontrarlo en cuartos de baño en diferentes detalles, como encimeras, lavabos, cenefas, tinas, pisos, rodapiés o incluso paredes. También existen muchos acabados distintos que pueden hacer que luzca de una manera totalmente distinta, acoplándose a estilos que no se parecen como minimalista o rústico gracias a la apariencia que tenga. Gran parte de su versatilidad se debe no sólo a todas las partes de un cuarto de baño en las que se puede incorporar, sino también a todos los colores, texturas y acabados entre los cuales se puede elegir el que mejor se adapte a nuestro gusto y nuestra necesidad.

baños de marmol

Hay algunos baños de este tipo, que tienen incorporados versiones de este material con alta resistencia a la humedad del agua de manera natural, mientras que otros incorporan versiones con tratamiento industrial previo para que puedan resistir a la humedad. Hablando particularmente de los baños y la gran importancia de la higiene, es recomendable elegir tipos de mármol que no sean muy porosos para evitar que se acumulen bacterias y suciedad en su interior. Además, se les puede aplicar algún sellador para evitar que derrames de jabón o crema dental deterioren de manera irreversible la superficie.

Los baños de mármol tienen la reputación de ser altamente lujosos, así como el resto de los espacios de una casa en los que se incorpore este material. A continuación mencionaremos algunas ventajas de este material de origen natural: 

Aspecto

El mármol tiene unas atractivas vetas y remolinos que dan a cada pieza de este material un aspecto único, de manera que no hay dos exactamente iguales. Todas las piezas y detalles de este material están disponibles en una amplia gama de colores, incluyendo blanco, negro, gris, rosa, azul y verde. Esto hace que diseñar el aspecto del resto del espacio sea una tarea mucho más flexible que otros materiales cuyos variantes de apariencia no se incorporan bien a cualquier estilo. 

Variedad de precios y diseños

Puede que las piezas de mármol sean costosas por lo general, pero sus precios pueden variar bastante dependiendo de las características. Como sus colores y diseños son muy variados, así como los sitios desde los que se extrae este material, puedes conseguir alguno que se adapte a tu presupuesto y también coincida con los colores que necesitas para incorporarlo a tu baño. Algunos de los colores más comunes son el blanco y el gris en sus diversos tipos de mármol, pero también existen otros colores como negro, verde, rojo y marrón. Además, también varía el color de la veta que tenga el material, por lo que mientras más peculiar sea la combinación o más difícil su extracción entonces más caro será comprarlo.

Durabilidad

Debido a diversas características a nivel estructural de este material, el mármol es extremadamente duro. Por ello, es una excelente opción para prácticamente todas las superficies de un baño. Si se le da el mantenimiento adecuado puede durar en perfectas condiciones durante muchísimos años, y como las juntas entre las piezas de mármol en superficies lisas como el piso o las paredes son muy angostas su cuidado y limpieza son tareas muy simples.